335- TAL COMO SOY

 

 

He leído una frase puesta en boca de Dios mismo, y... me ha hecho reflexionar: “Ámame tal como eres, si esperas a ser mejor nunca me amarás”.

 

No renuncio a mejorar en la vida, todo al contrario, pero Dios me pide que le ame ‘ahora’, tal como soy; el ‘después’ ya llegará, o no, y si llega y soy mejor, más podré amarle.

 

Muchos y voluminosos libros se han escrito sobre el amor por personas enamoradas de Dios que, ni siquiera necesitaron una pluma para hacer garabatos sobre el papel, se bastaros de sus manos desnudas para acariciar al que sufre, para dar alimento al que tiene hambre, arropar al desnudo, abrazar al desvalido, para indicarnos donde está Dios...

 

Son libros sin letra impresa, que hablan de alegría, sufrimiento, pasión, pobreza... vivida y compartida por personas que carecen hasta de nombre, pues solo existen en los demás... Que amaron y aman tal como son. Amaron y aman a Dios en sus criaturas. Y a nadie ni a nada más.

 

¡Qué difícil seguir sus pasos para llegar a enamorarme..., tal como soy!