233- ORACIÓN DE PLENITUD

 

Señor:

 

Que hoy sea un día "pleno" para mí,

un día que me haga exclamar

¡compensa haber vivido hasta hoy!

 

Y, si mañana ya no estoy aquí,

¡ha merecido la pena!.

Pero si sigo en este mundo,

que mañana sea también un día lleno de plenitud.

 

Que sepa concentrar en cada día que me das

todo lo que de valioso tiene mi existir,

todo mi ser,

lo bueno, lo mediocre y mis miserias.

 

Con corazón limpio,

sin sombra de intenciones egoístas,

que sean días llenos de tu luz,

de tu justicia,

trozos de cielo entre nosotros,

días ordenados, de trabajo bien hecho…

 

Que mis manos sigan tus trazos,

que mis pies pisen sobre tus huellas para caminar seguro por tu senda.

 

Que hoy me sienta parte del cosmos,

una aportación insignificante pero positiva.

Que me sienta parte de mi mundo,

de los que me has puesto al lado,

parte de ti, Señor.

 

En los días que te dignes concederme,

que sea uno de los tuyos,

tu mismo.

 

Que sepa intuir cómo resolverías tu cada una de mis menudencias diarias,

para imitarte,

para identificarme contigo.

 

¿Como?...,

usando mi inteligencia y mi voluntad de forma racional,

poniendo el corazón en todo,

moderando mis instintos,

saliendo de mi y mis cosas para ser mas tu,

aprendiendo de ti…

 

Bebiendo de tus fuentes:

tu vida,

tus palabras,

tus hechos,

tu influjo,

tu maravillosa creación.

 

Tu bondad de Padre, de Madre, de Hermano mayor,

no nos lleva por lo fácil,

y tu mismo has recorrido un duro camino en la tierra.

 

Dame, Señor del Universo, capacidad de aceptación,

en la lucha contra el mal que me separa de ti,

aunque mi torpe mente no entienda nada.

 

Dame alegría y disponibilidad ante las necesidades de los demás

que contagien y te vean a ti en mi,

a pesar de mi insignificancia.

 

Te pido serenidad y fortaleza para vivir con plenitud los días que me concedas,

sean muchos, pocos o sea hoy el último.