99 - NADA TENGO

 

 

 

           “Nada tengo

                     ni

                                 nada quiero

                                              Nada necesito

más que un vaso de agua cuando estoy sediento y algo que amar

             Por eso el tiempo de descanso es breve y dura solo lo que dura la fatiga

                                 por eso soy un ave migratoria

                                                                                          siempre de paso…”

 

Hermoso fragmento de un poeta amigo… hermano.

Hermoso fragmento de quien busca más allá de la frontera, pues de aquí nada quiere, ni tiene, ni necesita.

Hermoso fragmento de quien camina en un mundo creado y no dañado por los humanos. Camina inmerso en él, en sus misterios, respetado por él, en busca del sentido a la vida, sentido que el hombre no puede inventar, pues…. se encuentra cuando lo busca, existe en la naturaleza y está… ahí, al otro lado.

Busca eternidad, busca la belleza del verdadero Amor, siempre en pugna con lo corrupto, busca… la esperanza en un encuentro definitivo. Por eso, siempre va de paso.

El poeta toma un camino incontaminado por el mundo, va desnudo, nada necesita. Vuelve a los orígenes del universo. ¿Su guía?... el espíritu de una expresiva y locuaz naturaleza creada por la Sabiduría, simple en esencia, como el corazón humano en su inocencia.

Busca la ternura en el vivir y en el morir, busca vivir y morir con paz, vivir y morir en la dicha del amor, del amor eterno, pues la muerte es vida, engendra vida… Y el ciclo de la vida se repite… eternamente, hasta su total identificación con el Ser.